© 2014 by Interval Marketing S.L. created by Poluxign

  • w-facebook

EXPERTOS EN BIENES

Esta frase de la famosa actriz americana Bette Davis es tan popular como controvertida.

Básicamente porque causa una primera reacción de incomodidad y al mismo tiempo contiene mucha razón además de ofrecer muchas posibilidades de reflexión. 

La vejez

cobardes

no es un lugar para

"Bette Davis"

Con los años, llega el día en que nos hacemos conscientes de nuestra madurez. Se presentan las primeras señales físicas de la edad, hay que lidiar con los planes económicos para el futuro y la jubilación ya entra en las conversaciones cotidianas. Es en este momento que uno se da cuenta de que los años de juventud despreocupada han pasado y hay que empezar en pensar en el futuro. El proceso de envejecimiento mental y físico de una persona no se puede detener. Ya no importa a qué edad llegaremos sino cómo llegaremos a esta edad. Y tomar decisiones en este campo requiere de valentía, ya que todas las decisiones determinan el camino hacia el futuro. Es por ello que hay que enfrentarse a preguntas incómodas que fueron muy fáciles de eludir durante la juventud.

"Madurar requiere coraje"

La salud, la seguridad económica y el bienestar personal son factores esenciales para un futuro positivo. Cuanto antes empecemos a pensar en estos aspectos, mejor podremos enfrentarnos los retos venideros. En el caso de la salud, resulta primordial pensar en las pautas a seguir para mejorar nuestra condición física. Según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud no es simplemente "curar las enfermedades" sino que es un “bienestar físico, mental y social”. Hacer deporte, una dieta equilibrada y un entorno seguro son por lo tanto factores esenciales.

 

Ante las actuales reformas de la pensión por jubilación y el envejecimiento de la población europea, pensar en su futura situación económica es un reto de gran envergadura para nuestros dirigentes. Los que se jubilan hoy en día, tienen todavía una cuarta parte de su vida por delante. Recientes estudios han demostrado que la esperanza de vida media para los hombres es de 74.6 años mientras que para las mujeres es de 82. Ante esta situación, los gobiernos recurren cada vez más al esfuerzo individual de los ciudadanos. Las condiciones de vida de cada individuo son únicas y particulares. Solo uno mismo sabe a dónde quiere llegar y que espera del mañana. Así que, para garantizarse las mejores condiciones de vida en el futuro, hay que hacerse algunas preguntas incómodas, enfrentarse a la realidad, aclarar dudas y superar las dificultades.

Expertos financieros aconsejan solucionar con antelación la cuestión de ser propietario de su propia vivienda. De hecho, los titulares de su propia vivienda no tienen que dedicar mensualmente gran parte de su pensión en un alquiler y por lo tanto viven con más sosiego. Además, el propietario de su propria vivienda tiene la opción de emplear sus ahorros en otras cosas, lo que lleva a una mejor calidad de vida. El que duda, solo retrasa el problema.

 

La frase “la vejez no es un lugar para cobardes” puede ser incomoda por ser tan realista y por despertar cuestiones con las que nadie quiere enfrentarse. Sin embargo, resulta muy fácil ver el sentido positivo de esta frase: madurar requiere coraje, valor para enfrentarse a preguntas incómodas, arrojo para tomar decisiones y audacia para valorar el proceso de "madurar" positivamente. Estar preparado es siempre la mejor forma de afrontar el futuro con seguridad y autosuficiencia.

.

Interval Marketing